Volutas pasajeras


Get your own Digital Clock

jueves, 7 de enero de 2010

Vaivén en el silencio

No puedo describirlo. Es una sensación de agobio. Un muro inquebrantable que no puedo flanquear. Es como si todo lo que debería sentir se fuera evaporando. Un hermetismo reticente. De repente, como si todo fuese humo, una niebla densa que se mete en mis ojos y me hace quedar ciego.



Las ganas de hacer las cosas se me van. Todo es tan superficial, como si la verdadera esencia de las cosas no fuese más que un punto muerto en el pasado. Un mecanismo que día tras día, diese las mismas vueltas sin pensar por qué. Como si la manivela no tuviese dueño, y ése fuera yo.

No puedo describirlo con palabras. Es algo tan demencial. Una masacre interna que me hace pensar en un atolladero. Es segundo tras segundo con un martillo perforando mi silencio. Mi intimidad aludida sin palabras. Por eso, quiero dormir y no despertarme hasta encontrar la salida. Una salida que estará por llegar, pero que ahora, por mucho que digan que voy a encontrar, no la veo llegar.

Es un secreto que está afuera, un secreto que debo conseguir encontrar.




Por más frío que me encuentre, no pienso dejar de insistir.

Yu. Tejido de la inconsciéncia #1.1

4 comentarios:

  1. Madre mia OoO, escribes la mar de bien!! :)

    Un saludo francés

    ResponderEliminar
  2. Tienes talento ehh! :))

    Te sigo, un beso.

    ResponderEliminar
  3. Me gusta Luna de papel, muy bonito.

    ResponderEliminar
  4. escribes de lujo :) asique sigue asi...


    saludos desde el alba!!

    ResponderEliminar

Retazos del ayer

Retazos del ayer