Volutas pasajeras


Get your own Digital Clock

sábado, 30 de enero de 2010

Metralla

Balas hirientes que dañan más de lo que parece. De esas que están incrustadas en lo más hondo con profundidad alarmante. Pedazos de metal que saborean el dolor. Sangre de hojalata que acaba degenerándose por culpa de la honestidad.

Disparos que no queremos que llegen. Disparos, que sin embargo, llegan. Munición estratégica y diligencia escéptica.



Bombas que estallan. Sentimientos, que por más que empatizen contigo, nunca entenderán. Estallidos con causa. Ríos desbordados por una mala dirección.

Necesitamos protegernos. Corazas invisibles que nos ayudan a cicatrizar punto por punto. Un manto incorpóreo que se ajusta con mera seguridad. Algunos lo llamaran frialdad, otros indiferencia o quizás apatía. No es nada de eso. Es un caparazón que nos ayuda a caminar, por más púas que se nos claven en los pies. Un escudo en la batalla.

Sólo queremos dejar huella. Sólo queremos mermar el dolor y poder dejarnos llevar por lo que queremos. Sólo queremos ser iguales.




Cueste lo que cueste, yo no soy de gatillo fácil.

Yu. Tejido que para algunos es desconocido #1.0

10 comentarios:

  1. Ese caparazón es muy bueno en muchos casos. Pero, normalmente, las personas que hay a tu alrededor sufren las consecuencias de esa armadura que nos protege del dolor.

    Mr. Black

    ResponderEliminar
  2. GENIAL entrada, como siempre tejedor ;)

    saludos franceses ^^

    ResponderEliminar
  3. A vecessentimos cosas diferentes. Lo único que queremos evitar a toda costa son esas balas, el dolor, no tener que vernos por las esquinas llenos de lágrimas. Y a veces es necesario ser frio para eso.
    Gracias por pasarte, ve verdad.
    Siento no haber comentado en las anteriores entradas.
    Igualmente me encanta, encanta, como escribes.
    Muchos besos
    (L)

    :)

    ResponderEliminar
  4. Si, yo también suelo ponerme ese caparazón para no mostrar mi vulnerabilidad, para ser un poco mas fuerte, o por lo menos aparentarlo.

    Hagamos fuerte el caparazón amigo. El mío en estos últimos dias empieza a desquebrajarse en la oscuridad de mi habitación.

    Un besito de ensueño =)

    ResponderEliminar
  5. Aunque ese caparazón te proteja del dolor, también puede evitarte la felicidad.


    Sil.

    ResponderEliminar
  6. Si la muerte juega a ganar, yo también ^^

    ResponderEliminar
  7. A veces te pisan si eres de gatillo fácil.
    Muaaaaaaaaaaak

    ResponderEliminar
  8. RALPH WALDO EMERSON dijo:
    "No hay privacidad que no pueda ser penetrada, ningun secreto puede permanecer oculto en el mundo civilizado."

    "La sociedad es un baile de disfraces donde cada uno oculta su verdadera identidad y la revela, ocultandola."


    Todos a veces tapamos lo que somos por protección, pero algún día se van a dar cuenta xD hay que dejar el corazón un poco más abierto...

    muy buena entrada ^^ Me encantan tus reflexiones. Besos ♥

    ResponderEliminar
  9. Me gustó este texto. Veo que hay varias influencias ahí. La literatura nos permite conocer, y formar los puentes que nos permiten llegar al otro.


    No concido con el contenido. No comparto el "queremos ser iguales" o "queremos dejarnos llevar por lo que queremos". Me da la sensacion de no ver, de no pensar.

    Nos seguimos leyendo
    Saludos

    ResponderEliminar

Retazos del ayer

Retazos del ayer