Volutas pasajeras


Get your own Digital Clock

lunes, 19 de julio de 2010

Adiós



"Es inevitable nuestra separación, y este no es momento para entender.
Solo hay que aceptarlo, pues lejos estamos mejor."


Debería respirar mi aire. Mi propio aire, y no el aire de un recuerdo.
Aunque no soporte esta soledad, aunque me quede helado, aunque llueva siempre en mi cabeza, es momento de olvidar.
Y es que el tiempo pasa y yo me quedo atrapado en él. Me anuda con los días y me aprieta con los meses. Cuanto añoro no llorar.
Serán los primeros instantes, esos latidos mal acelerados, esas manos aterridas, esas risas encerradas en el pasado. Me quedaré con eso.
Prometo que no borraré todas esas huellas desordenadas, cada paso que dimos me acabó por convertir en quién soy. Y aunque ahora todo esté perdido siempre sonreiré por ti.
No sé si aun me recordaras, espero que sí, y que hagas como yo, recolectar lo bueno y difuminar lo que no estuvo tan bien.
Espero que algún día lo entiendas, porque todo esto terminó, fue porque no pude hacer realidad tu sueño, porque no fui capaz de ser más que una mera sombra mal trazada.
Entiéndeme, todo estaba demasiado oscuro, todo me engullía y no sabía quién ser. Me di cuenta mucho más tarde, de que la vida era menos complicada si no pensabas y actuabas según tu razón.
Pero se acabó, y debo darte las gracias por todo lo que fue, lo que ha sido y lo mucho que llenaste el corazón. Gracias por regalarme una parte de mi vida, gracias por ser un pequeño ángel terrenal.

Y aunque te extrañe, todo aquel cariño aún lo tengo guardado en mi piel.



Yu. Tejido reconstruido #1.1

4 comentarios:

  1. Todo tiene un lado positivo, lo que hay que hacer es encontrarlo.

    Un besito de ensueño =)

    ResponderEliminar
  2. Sí. He llegado a la conclusión de que, realmente, no te entiendo.

    Y lo siento. Lo siento más de lo que te puedes imaginar.

    Ya ni intento entenderte. ¿Acaso te entiendes tú? Lo único en lo que puedo darte la razón es en que estamos mejor separados. Yo ya he llorado por ti, por mí, por lo que una vez hubo. Yo ya he llorado en este año y pico más de lo que debería haber llorado una persona en toda su vida.

    Ahora dices que me recuerdas con cariño. ¿Y todo eso que me dijiste? Que siempre me ibas a recordar con odio, que te había jodido la vida, que parecía que sólo sabía hacerte daño.

    Yulen, cariño, llámame rencorosa si quieres. Supongo que estás en tu derecho. Pero, al menos, siempre he sido capaz de decirte la verdad a la cara. He sido franca, y eso me ha costado mucho. He sido sincera, y eso es mucho más de lo que tú nunca has sido.
    Así que ahora no me vengas con palabras bonitas. Porque aún tienes la capacidad de hacerme llorar como una cría. No te lo consiento, porque ni siquiera me has pedido perdón por aquello. ¿Tengo que dar por echo que ahora sí dices la verdad?

    Ojalá algún día podamos ser amigos. Sí, fíjate que digo esto después de los párrafos anteriores xDDD Porque antes de ser lo que éramos, eramos buenos amigos. Los mejores. Y sí que echo de menos esas charlas de desahogo, las risas, la música y el buen ambiente que había. Echo de menos el "siempre nos quedará el foro".

    Y me estoy enrollando, y no quiero airear nuestra vida privada en un simple comentario. Por eso simplemente te digo eso, que ojalá podamos ser un día amigos. Cuando tú dejes de ser un victimista que sólo mira por su propio ego y yo pueda mirar o leerte sin llorar (y, ya de paso, sin tener ganas de matarte ;)).

    Lo siento, pero ahora no puedo darte las gracias. En todo caso, por demostrarme que el mundo tenía razón: la gente en la que confías es la que más puñaladas te da.

    Un beso,de la chica engañada del ayer.

    ResponderEliminar
  3. Que bonito escrito

    Sniff... sniff

    ya pues, esque me llego U__U

    cuidate mucho, que andes bien

    byE

    ResponderEliminar

Retazos del ayer

Retazos del ayer